miércoles, febrero 11, 2015

PORQUE ARABIA SAUDITA ACEPTA INUNDAR AL MUNDO CON CRUDO


Será coincidencia que la FED decida disminuir y eliminar la emisión cuantitativa QE (US $ 85.000 millones mensuales), mantener las tasas de interés casi en cero, que el oro se desplome y que el dólar, al unísono,  tenga un fuerte incremento de valor. Será realidad que los reyes dueños de Arabia Saudita luchan contra su protector y amigo incondicional EEUU, para evitar la competencia del petróleo de esquisto?

Antes de obtener una respuesta sobre los temas señalados, analicemos primero si es verdadero el precepto económico de la oferta y la demanda, como factor  predeterminante del precio de los bienes y servicios, en este caso específico del petróleo, aun sabiendo que existen factores coadyuvantes del precio, como la geo política militar, la especulación financiera y como es lógico la confluencia al mercado de la producción y el consumo.

Sin duda que el mercado existe, la volatilidad en los precios han sido pan de cada día, la dependencia de Arabia Saudita a los designios de occidente es algo que no se esconde, pero lo que no se sabe es por ejemplo, que de los veinte “edge funds” más grandes del mundo, nueve son árabes y éstos, son parte del mercado financiero que maneja el mercado petrolero. Veamos cómo!

Existen tres bolsas o mercados que transan con el crudo (tres personas distintas y un solo dios verdadero): 

El New York Mercantile Exchange NIMEX, bolsa de materias primas que opera desde la ciudad de su mismo nombre, perteneciente a Chicago Mercantile Exchange & Chicago Board of Trade, empresa privada que negocia con futuros y derivados. “También es propietaria de las acciones de Dow Jones y los índices financieros y CME Clearing Services, que ofrece compensación y liquidación de operaciones de cambio. Los contratos de derivados negociados en bolsa incluyen futuros y opciones sobre la base de las tasas de interés, índices de renta variable, divisas, la energía, las materias primas agrícolas, metales raros y preciosos, el tiempo, y los bienes raíces.”[1]

El International Petroleum Exchange ICE Futures de Londres, organización establecida en 1981 para operar el mercado regulado de futuros de petróleo crudo y refinado, gas natural, energía, carbón y contratos de opciones, dependiente de NIMEX

Dubai Mercantie Exchange DME, hermana menor de las dos anteriores, para operar en el país de origen.

Los bancos involucrados directamente en los derivados y futuros son principalmente Goldman Sachs o Morgan Stanley con sus fondos de inversión privados (“edge funds”) y las petroleras envueltas en las negociaciones por la oferta y la demanda de  contratos electrónicos, uno de futuros regulados y otros no regulados tipo OTC (“Over-te-Counter”), a los cuales no se les exige que guarden registros ni que archiven informes de grandes negocios en la U.S. COMMODITY FUTURES TRADING COMMISION CFTC.

A Goldman & Sachs y Morgan Stanley, se les unen Citigroup, UBS, Deutsche y Morgan Chase JP, como los lideres inversores y operadores de los “edge funds”. Dentro de esos inmensos fondos, se encuentran los nueve  que habíamos manifestado eran de propietarios árabes, a quienes ni siquiera había que demostrarles que la discrecionalidad en el manejo de la comercialización y colocación de opciones, con fondos inmensos propios y de terceros, les facilita el poner los precios que en el momento, les dé un mayor rendimiento financiero.

Los inversionistas árabes gratificados con la discrecionalidad de quienes manejan sus colosales fortunas, obtendrán además el Yanna (cielo), con la revalorización y reafirmación del dólar como moneda universal,  garantizando sus fondos que corrían peligro, sin la que se dice es jugada maestra, para recuperar el poder de la divisa que se había impreso sin control en las distintas etapas del QE1, QE2 y QE3, por los mismos bancos dueños de la Reserva Federal.

Ratificamos entonces que NIMEX en New York, el ICE en Londres y el DME en Dubai, controlan las transacciones y por ende los precios. Se puede como de hecho ha sido denunciado, manipular los precios, cuando el 60% de las ventas son ventas de petróleo electrónico (de futuros) y cuando los operadores de esas ventas, son parte de un círculo bancario-financiero.

No podemos dudar de que, con el petróleo no se haga lo que se hace con el precio del oro, cuando como ya afirmamos en este documento, las transacciones OTC o cualquier otra, se hacen sobre inventarios contables no físicos, llamados inventarios de papel, tanto del West Texas Intermediate WTI o del Brent del Mar del Norte.

He buscado un informe de junio de 2006 del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de los EE UU, sobre la posible especulación con los precios del crudo y el gas y he encontrado solo la frase: "hay pruebas sustanciales que apoyan la conclusión de que la gran cantidad de especulación en el mercado ha aumentado considerablemente los precios" en ese periodo. Si eso lo hicieron antes de la crisis del 2008, no dudo que se haya repetido hoy, cuando se ha tirado el precio al 50% sin justificación de mercado que así lo amerite.

La pregunta es, cuanto han ganado los jefes de las tribus de los países árabes, que durante 40 años han lucrado con el petróleo,  con la revalorización del dólar y cuanto pierden con una caída en los precios del petróleo de alrededor del 50%? Se compensan esas dos operaciones, o es mayor la ganancia con la de la revalorización del dólar y por ende con la economía que está atrás como la de Wall Street? Cómo los bancos dueños del mundo se han beneficiado del petróleo árabe y como los reyesitos árabes se han beneficiado de los bancos, que les han dado el manejo de su dinero en los paraísos fiscales?

Se calcula que una caída en los precios del petróleo de US40 por barril, disminuye el ingreso anual de Arabia Saudita en $146.000’ 000.000 (por una producción de 10 millones de barriles diarios), cantidad equivalente a la utilidad que le puede rendir la revalorización de sus fondos de inversión en 8 meses, si se logra una posición en corto, de una revalorización del dólar  en alrededor del 20%

Las fortunas de los más ricos del mundo que se publican en la revista FORBES, son aquellas que se quieren mostrar o que se necesitan publicitar. Allí, por lógica,  no están los más ricos, los dueños de los bancos cuyo círculo, cierra la cadena de la FED, las bolsas de valores, la banca de inversión,  los intermediarios financieros,  etc., moviendo cantidades superiores a los 20 billones de dólares, parte de los cuales pertenecen a la corona árabe.

Pero no son solo las fortunas particulares que se mueven en el oscuro mercado de los futuros o de las opciones, hay también fondos oficiales que influyen con bastante peso en el mercado financiero mundial y son los “fondos soberanos”. .

Un dato de última hora, anota que Iraq se une a Arabia Saudita, e invade también al mundo con  crudo, haciendo más difícil cualquier intento de terceros, para pujar el precio del petróleo a niveles que cubran los costos directos de producción.

UN AS BAJO LA MANGA: EL SHALEOIL


Este tema de lectura no es para quienes creen que son los reyesitos árabes, los que luchan a morir, en contra del petróleo no convencional de los Estados Unidos, obtenido tanto en el segmento de shale oil, como en el que exploran  off-shore (mar adentro). Lo escrito es para quienes quieren entender, las distintas posibilidades que, aun contradiciendo a la antigua ley de la oferta y la demanda, se aplica por una necesidad de supervivencia del poder.

En la metamorfosis de la geo política a la geo economía, las fronteras estatales de hecho han desaparecido para los intereses de los nuevos guerreros del poder; las gigantescas empresas transnacionales constituidas en los nuevos imperios, se están adueñando de los espacios llamados mercados globales y de las conciencias, sojuzgadas por millonarias campañas publicitarias que nos hacen decir, lo que ellos quieren que veamos, digamos y hagamos.

Los ejércitos actuales están para enfatizar el poder y sobre todo para actuar el defensa de los intereses de los mercados a distancia, aquellos que se encuentran lejos de las antiguas fronteras que señalaban el espacio de un estado-nación. Ejércitos penetrados por las transnacionales de la guerra, de las armas, de la información y del dinero, que sirven para conquistar consumidores, obreros esclavos del enfermizo “efecto demostración”, aquel que los economistas llamamos, a la doliente necesidad de los individuos de un  grupo determinado, a equipararse en los usos y costumbres, de una clase social o económica superior, de cualquier espacio o lugar.

Recordemos que los reyesitos árabes en su tiempo, fueron conquistados por esa guerra no convencional y ellos dependen hoy de los nuevos imperios financieros, quienes manejan desde inicio sus descomunales fortunas y disponen de lo que tienen que hacer, por tanto resulta ingenuo pensar que ellos, cuyo dinero es guardado en los bolsillos de los otros, puedan atentar en contra de los otros, que no son otra cosa que los bancos, sus hábiles intermediarios financieros, sus transnacionales y sus paraísos fiscales.

La caída de los precios del petróleo obedece a una estrategia macro económica que usa a la geo economía, para cerrar el paso, desde todo ángulo, al descalabro financiero producto de un mega circulante constituido en una bomba de tiempo, representada por una divisa meramente financiera (FIAT), generada como combustible hecha a propósito para mover un deprimido aparato productivo. Existe también un componente geopolítico, al que no debemos minimizar y que es acabar con cualquier intento, de crear grupos de países que pretendan rivalizar con el poder occidental, como son los BRICS y el acuerdo Ruso-Chino que ensayaba desembarcar al dólar, de su comercio exterior.

La aparente genialidad en el gran ajedrez de la economía, ha usado varios frentes coordinados de manera precisa: caída de precios del petróleo, del oro y de varios “commodities”, anulación de las tasas de interés, brutal reforzamiento del mercado de acciones, colocación de papeles financieros en dólares en las reservas monetarias del mundo que maneja superávits y sobre todo, lo más importante,  la revalorización del dólar.

Deprime los precios a todos los activos del mundo que compiten con el dólar y convierte ésta divisa, en el único imán para el ahorro y la inversión del mundo. 

Esa era al parecer la consigna que salvaría al universo, de haber sido ahogado primero con los papeles basura y luego con un colosal exceso de la divisa bancaria, emitida sin control por la llamada “emisión cuantitativa” en sus cuatro etapas definidas. 

Y regresando al tema, ésta es una interpretación de los entuertos de “fracking” y el posible juego del imperio financiero, para adueñarse del gas y del petróleo de esquistos bituminosos, regado a lo largo y ancho del estado otrora más poderoso de la tierra, a más por supuesto de la guerra geopolitica que se describe con anterioridad.

En un escrito posterior, me extenderé en la estrategia de como tratan de adueñarse de los productores pequeños del shaleoil, en la asfixia financiera para el control de esa producción.

Quito 11 de febrero del 2015





[1]           http://en.wikipedia.org/wiki/New_York_Mercantile_Exchange
Publicar un comentario