miércoles, mayo 02, 2012

EL MUNDO AL REVES

            Porque  América se encuentra a la izquierda de Europa y  porque  nuestro país,  Colombia y Brasil,  están en los mapas siempre abajo de los EE.UU.?   Porque hablamos de la  relación Norte-Sur y más aun,  de la Sur-Sur  ?  Es realmente esa la proporción real en cuanto al tamaño de los  continentes?  A quien se le ocurrió el diseño del mapamundi hoy generalmente aceptado por  todos?  Como era  el mapa del mundo antes de Cristóbal Colon ?
      
          Estas  y  otras  son las preguntas que  surgen,  no  de analizar la geografía  política,   la cartografía equivalente,  la de Mercator, o la sinusoidal, sino mas bien de la geografía económica,  aquella que nos coloca en  el  piso,  como  el  sostén del mundo  de  la  post modernización.
   
          Porque    concuerdan   aquellas   abstracciones  del  subdesarrollo,  que  ubican  a sus territorios  en  los  trópicos y al sur ?  Que es el norte y que es el sur?

           Y por último, porque los economistas ubicados por otros  en el "sur",  tenemos que ver al mundo,  como ahora los  economistas del "norte", nos quieren presentar? 

          Para  los  médicos,  los ingenieros  en  sistemas,  los biólogos, los químicos, los físicos, etc. no pasa nada, porque  su  realidad es igual "arriba" o "abajo" en  el norte o en el sur, pero esta realidad no es aplicable a los  profesionales  de  las  ciencias   sociales.   Los economistas  en  ese  caso  demuestran  una  alienación cultural,  cuando hacen abstracción en las teorías o en el  pensamiento para el desarrollo,  cuando estiman que estos son los mismos para el norte o para el sur.

          Aníbal  Pinto   decía   al   respecto   de    ciertos economistas,   alimentados    de  fuentes  europeas   y norteamericanas, "que en ese esquema los mas estudiosos han  logrado   dominar  los  marcos  conceptuales,   el instrumental técnico,   pero con muy pocas excepciones, han   sido   capaces  de   examinar  críticamente lo aprendido". 

          De allí que,  la alienación cultural en el campo social es  predominantemente grave,  cuando esas abstracciones economicistas  importadas,  son tratadas de  implantar, sin  discernir  las  condiciones  originales  de   cada realidad. 

          Desde los inicios del pensamiento económico,  hasta  la moderna  concepción del neo-liberalismo,  al que muchos por  ahora  hace  palpitar  su  corazón,   hemos  visto pensamientos subordinados en una sola dirección,  hasta el punto que,  la macro visión del  mercantilismo  por ejemplo,  era la misma para un economista europeo,  con criterio  del  interés  de la metrópoli,  que  para  un encomendero de la colonia en América del Sur. 

          Mercantilismo con la teoría de hacer ricos a los países  europeos  a expensas de la expoliación de las colonias, no podía ser igual en su concepto, cuando para los unos  se  convertía en un pensamiento para obtener la riqueza  y  para los otros significaba exactamente lo contrario. 

          Hoy  con el neo-liberalismo que se sustenta  ciegamente en el mercado,  como puede ser igual la concepción para un economista del norte que del sur? 

          Si bien  los del norte y los del sur tienen como  metas similares  de  apuntalar la economía,  vía mejorar  sus balanzas   comerciales,    sus   reservas    monetarias internacionales,   reactivar   sus  economías  vía   la formación  bruta de capital,  etc.   los  caminos  para lograrlo son extremadamente diferentes.  Aquí entran en juego  los términos de intercambio,  el proteccionismo, las  cuotas y tantos aberrantes instrumentos  más,  que han  servido para demostrar que la apertura,  es en una sola dirección.  

          En este mundo singular que nos presenta,  la teoría del subdesarrollo  ligado a factores geográficos,  como  la raza,   la   localización,   el  clima  e  incluso   al determinismo religioso,  no queda otra cosa que mirar a ese mundo un tanto al revés.  Es que el anverso de  las teorías  tiene su reverso y los que logran  trascender,  son  justamente  aquellos  que pueden entender  que  no

          podemos  jugar  al  ajedrez,   bajo  la  estrategia  de movernos  posteriormente y en la  misma  dirección,  de quien  nos  enfrenta dentro de un mundo,  en  donde  el  "nuevo  orden"  (incluido el Gatt), es un cuento que se repite al calor de cada intrascendente coctel, manejado por una dorada e inepta burocracia internacional.  

          Donde  están  ahora los:  Prebisch,  los  Furtado,  los Sunkel,  los Pinto,  los Moncada, los Lessa, tantos que hasta hace poco, equivocados o no, fueron los creadores  del pensamiento, que nos dio la posibilidad de un norte y un sur ?

                                JORGE RODRIGUEZ TORRES

                                             2/MAYO/94


Publicar un comentario