domingo, mayo 16, 2010

LIMOSNEROS CON HARTA PLATA

¡TENEMOS DINERO!


El Ecuador se ha pasado los últimos 30 años, rogando a los organismos multilaterales y a la banca internacional, que le presten un puñado de dólares para solucionar su siempre exhausta caja fiscal.

Hasta hace tres años, la seguridad social y los fondos públicos o privados de pensiones, tenían acumulados más de USD 6.500 millones de dólares. Hoy debe ser superior ese valor, cuyo dato no es posible obtener, por la simpleza del IESS, al quitar las estadísticas que tenía publicadas en su portal de internet. Graciosamente ha sustituido las series estadísticas plurianuales, con numeritos que ofenden a nuestra formación.

Parte de ese dinero de los trabajadores del Banco Central, Superintendencia de Bancos, Petroecuador, Contraloría, Flopec, Fondo de Cesantía del Magisterio, Servicio Exterior Ecuatoriano, Espol, IESS, ISFA, ISPOL, etc., estaba depositado en la banca pública sin percibir un solo centavo de intereses y otra, en la banca privada nacional y extranjera, a tasas inferiores a la depreciación.

Pero a más de esos miles de millones de dólares, nuestra reserva monetaria, para cumplir con la ley, debía invertirse en activos de alta seguridad en el país y en el extranjero, por lo que parte mayoritaria de la RILD, estaba colocada en la banca privada internacional.

Del cuadro siguiente se puede obtener una nueva cifra del ahorro improductivo de los ecuatorianos, aquel que financiaba a las grandes multinacionales, que sin sumar los depósitos particulares en el extranjero, podría acumular con los valores de la seguridad social, una cifra superior a los US 7.500 millones de dólares, o sea, una suma equivalente al 142% del presupuesto del Estado asignado en el 2009 para inversión.

RESERVA INTERNACIONAL DE LIBRE DISPONIBILIDAD

FUENTE: BCE

A pesar de tener la plata y de necesitar alrededor de USD 2.000 anuales para cubrir los permanentes baches fiscales, hemos recurrido a la misma banca extranjera, en donde teníamos depositados nuestro dinero. Esos bancos nos pagaban por nuestros depósitos menos del 1% y nos cobraban por los préstamos, tasas que llegaron hasta el 12.5%. Y con la garantía de nuestros propios dólares!!!

LO MÁS PENOSO

Ese era el panorama financiero que nadie quería ver y cuando se reflexionaba sobre el absurdo que estábamos cometiendo, el análisis económico que debía ser frio e imparcial, se repletó del más dañino e intoxicante simplismo de lo feo de la “filosofía”, de la posición política.

Los unos que entienden el problema, por antipatía al gobierno, para que no tenga plata y siga haciendo obra de manera asistencialista y en su propio beneficio electorero, decían que el dinero debería estar depositado afuera por seguridad y como discos rayados, repetían que “la seguridad está por sobre la rentabilidad”.

¡Los otros pobrecitos no entienden! Siguen pensando como en los ochenta. Creen realmente que el dinero generado por nosotros, debe estar depositado en la banca internacional. Así nos enseñaron y así debe seguir. Ellos dentro de la mediocridad de su sub desarrollo mental y olvidan por cierto, que esa banca siempre jugó con nuestra credibilidad. Nunca sabrán ni entenderán que las hipotecas basura seguirán dando sus coletazos a las economías infectadas por largos años de su avezada especulación.

Que van a saber que el gobierno norteamericano acusó de fraude en los últimos días de abril del 2010 a Goldman Sachs, dos años después de la crisis de las hipotecas sub prime y que seis bancos, entre ellos el City Bank han entrado estos días en una nueva investigación.

Hay también de los otros, aquellos que remedan como loras, repiten y repiten lo que escuchan en los medios de comunicación. Ellos, los que no saben leer ni reflexionar, dicen que prefieren el dinero depositado en el extranjero, antes que este sirva para que “el” Correa se mantenga en el poder. Cualquier cosa es mejor, que aquello que ayude al pesado insultador.

Así nuestro infortunado país está lleno de intereses, ninguno que empate con nuestra verdadera necesidad y hasta con nuestra verdadera nacionalidad!.

Quito DM. domingo, 16 de mayo de 2010
Publicar un comentario